Martes, 20 Marzo 2018

El Papa Francisco con los jóvenes en la reunión pre-sinodal

ROMA, Italia.
En la Solemnidad de san José, el 19 de marzo se inició, en el Pontificio Colegio Internacional "Maria Mater Ecclesiae", en Roma, la Asamblea pre-sinodal de los jóvenes, con la presencia del Papa Francisco. La reunión, en la que participan unos 300 jóvenes procedentes de los cinco continentes, se extenderá hasta el 24 de marzo. Mas de 15.000 chicas y muchachos participan a través de redes sociales. Impresiones de Clara Colmenero, Acit Joven.

El encuentro tiene por objetivo construir un documento que será enviado a la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos del mes de octubre que tendrá por tema “Los  jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”.

0320-8Clara Colmenero, miembro de Acit Joven (España), representa a los jóvenes de la Institución Teresiana en dicha reunión. Al terminar la primera jornada - ya avanzada la noche - nos ha enviado sus impresiones. Sin duda lo más importante ha sido el encuentro con el papa Francisco, que compartió la mañana con los jóvenes: “Me ha impresionado estar tan cerca del Santo Padre. He visto a un hombre muy humano y cercano. Es un hombre mayor con sus limitaciones, podría ser mi abuelo. Y a la vez he percibido su gran agilidad para expresar sus ideas y transmitir aquello que piensa y siente. Me ha encantado”, dijo. 

Después de dirigir unas palabras al auditorio, el Papa respondió preguntas hechas por jóvenes de diferentes contextos y vocaciones. Lo hizo con espontaneidad, dialogando con sinceridad y cercanía.

Clara Colmenero destacó la fuerza del Papa al pedirles valentía y coraje: "Y sigamos adelante. Por esto te insto, por favor: sé valiente en estos días, di todo lo que viene a ti; y si estás equivocado, otro te corregirá. ¡Pero adelante, con valentía!”.

También destacó la respuesta del Santo Padre a una joven argentina, de Escolas Ocurrentes, que había descubierto su vocación por la educación. Y consultó al Papa sobre cómo educar con un sentido de trascendencia en un contexto, donde muchas veces, “se educa en verdades construidas exclusivamente desde la razón, que debilitan el sentido de trascendencia, de la duda y el asombro”.

0320-4

El Papa confirmó que esos sistemas educativos centrados con exclusión en el conocimiento han favorecido que muchos jóvenes hayan perdido capacidad de asombro, de estupor, de belleza y de ilusión. Para tener una educación completa, dijo, debe basarse en tres lenguajes: educar la cabeza, el corazón y las manos:

Aprender a pensar bien, no solo saber cosas. Pensar es buscar comprender con el pensamiento, preguntarse, dudar, saber elegir.

El lenguaje del corazón es aprender a sentir bien, educar el sentimiento, distinguir lo que es bueno y lo que es malo.

Y el lenguaje de las manos es el hacer. Ser capaces de hacer, enfrentarse a la realidad, ser artesanos y creadores, ser valientes, atreverse a hacer algo. 

0320-7Y hay que educar en armonía: Saber, sentir y hacer bien. Sentir lo que pensamos y hacemos. Hacer lo que pensamos y sentimos. “Una educación personal, total y comunitaria”, concluyó el Papa.

Ante otra pregunta, Francisco señaló que ya no vivimos en una sociedad líquida, como describía Zygmunt Bauman, sino en una sociedad gaseosa, es decir que se evapora. Hemos perdido el verdadero “jugo“ de la vida, necesitamos lo concreto, tener los pies sobre la tierra. Que nos fijemos en lo concreto. Aunque hay mucho de positivo en la tecnología y en el mundo virtual, yo soy crítico - dijo el Papa - En ese mundo existe el peligro de que se transforme en algo comercial y que se pierda la creatividad, la capacidad de jugar con lo simple. Lo que da la libertad es saber desde lo concreto. El relativismo nos hace esclavos de la inmediatez, nos hace libre lo real.

Por la tarde los trabajos fueron en grupos sobre los siguientes temas: Formación de la personalidad; relación con la diversidad; los jóvenes y el futuro; los jóvenes y la tecnología; y la búsqueda del sentido de la existencia.

En su síntesís, Clara puntualizó aspectos de lo que se había debatido: ”Muchos jóvenes hoy necesitan la aprobación de los otros. Las realidades sociales de varios países impiden a los jóvenes cumplir sus sueños. Y mientras algunos vive en la inmediatez, otros asumen las consecuencias y se ocupan de su futuro”.

¡Gracias Clara por acercarnos tus impresiones de primera mano!

 

Palabras del Santo Padre

En la oración: “Ahora, todos en su propia fe, en sus propias dudas, en lo que tienen en sus almas, piensen en Dios, piensen en la necesidad de Dios, piensen en las dudas que tienen (si Dios existe ...), piensen en su conciencia y pidan la bendición y deseos de bondad para todos nosotros. Amén”.


0320-3

Queridos jóvenes, ¡buenos días! 

¡Saludo a todos, 15.340! Esperamos que mañana sean más en nuestra conversación para poner de manifiesto lo que cada uno de nosotros y nosotras tenemos en nuestros corazones. Habla valientemente. Sin vergüenza. Aquí la vergüenza queda atrás de la puerta. Hablamos con valor: lo que oigo lo digo y si alguien se siente ofendido, pido perdón y continúo. Sabes cómo hablar así. Pero debemos escuchar con humildad. Si otro habla de lo que no me gusta, tengo que escucharlo más, porque todos tienen derecho a ser escuchados, ya que todos tienen derecho a hablar.

Gracias por aceptar la invitación para venir aquí. Algunos de ustedes han tenido que hacer un largo viaje. Otros, en lugar de irse a dormir, están conectados con ustedes {por redes sociales} Ellos harán la noche escuchando. Vienen de muchas partes del mundo y traen consigo una gran variedad de pueblos, culturas e incluso religiones: no todos son católicos y cristianos, ni siquiera todos son creyentes, pero ciertamente están animados por el deseo de dar lo mejor de ustedes. Y no tengo dudas sobre esto. También saludo a los que se conectarán, y a los que ya lo han hecho: ¡gracias por su contribución!

Quiero agradecer de manera especial al Secretariado del Sínodo, al Cardenal Secretario, al Arzobispo Secretario y a todos los que trabajan en la Secretaría del Sínodo. Han trabajado duro para esto y han tenido la capacidad de inventar cosas grandes y creativas. Muchas gracias, Cardenal Baldisseri, y a todos sus colaboradores. Usted está invitado porque su contribución es esencial. Necesitamos que prepare el Sínodo que reunirá a los Obispos en octubre sobre el tema “Juventud, fe y discernimiento vocacional”.

En muchos momentos de la historia de la Iglesia, así como en numerosos episodios bíblicos, Dios quiso hablar a través del más joven: pienso, por ejemplo, en Samuel, David y Daniel.

Realmente me gusta la historia de Samuel cuando escucha la voz de Dios. La Biblia dice: "En ese momento no había la costumbre de escuchar la voz de Dios. Era un pueblo desorientado". Fue un hombre joven quien abrió esa puerta.

En momentos difíciles, el Señor hace avanzar la historia con los jóvenes. Dicen la verdad, no están avergonzados. No digo que estén "avergonzados", pero no se avergüenzan y dicen la verdad.

David es un hombre joven con coraje; que se presenta incluso con sus pecados. Es interesante, no han nacido santos, no se nacen solos, han teñido modelos y son modelos para otros. Todos son hombres y mujeres pecadores y pecadoras, pero que sintieron el deseo de hacer algo bueno, Dios los empujó y continuaron. Y esto es hermoso. Podemos pensar: "Estas cosas son para las personas correctas, para los sacerdotes y las monjas… no son para mi“. No, es para todos.

0320-2 Y para ustedes jóvenes más, porque tienen tanta fuerza para decir cosas, para sentir cosas, para reír, incluso para llorar. Nosotros los adultos tantas veces, hemos olvidado la capacidad de llorar, nos hemos acostumbrado a ver los dramas del mundo…

Se valiente

Sigamos adelante. Por esto te insto, por favor: sé valiente en estos días, di todo lo que viene a ti; y si estás equivocado, otro te corregirá. ¡Pero adelante, con valentía!

Con demasiada frecuencia hablamos de los jóvenes sin ser desafiados por ellos. Cuando alguien quiere hacer campaña o algo así, ¡ah, alaba a los jóvenes! ¿No es así?. Pero no permite que los jóvenes los interroguen. Los elogios son una manera de complacer a las personas. Pero las personas no son tontas. No, no lo son. La gente entiende. En español hay un refrán que dice: "Alaba al tonto y lo verás trabajar". Dale palmaditas en el hombro y él estará feliz, porque, no se da cuenta. ¡Pero no es así! Incluso el mejor análisis sobre el mundo de la juventud, si bien es útil, no reemplaza la necesidad de una reunión cara a cara.

Me gustaría decirte una cosa: ¡La juventud no existe! Hay gente joven, historias, caras, miradas, ilusiones. Hay gente joven. Hablar de juventud es fácil. Hacer abstracciones, porcentajes ... No. Tu cara, tu corazón, ¿qué dices? Interlocución, escuchar a los jóvenes. Los jóvenes no son el Premio Nobel de la Prudencia. No. A veces hablan "con la bofetada". La vida es así, pero hay que escucharlos.

Algunos piensan que sería más fácil mantenerse "a una distancia segura" para que no te provoquen.Tampoco es suficiente intercambiar algunos mensajes de texto o compartir imágenes agradables. ¡Los jóvenes deben ser tomados en serio!

Me parece que estamos rodeados de una cultura que, si por un lado, idolatra a la juventud, por otra, excluye a tantos jóvenes de ser protagonistas. Es la filosofía del maquillaje. La gente crece y trata de maquillarse para verse más joven, pero a los jóvenes no les dejan crecer. Esto es muy común ¿Por qué? Porque no se les permite ser interrogados. Y eso es importante.

A menudo estás marginado de la vida pública y te encuentras rogando ocupaciones que no te garantizan un mañana. No sé si esto sucede en todos sus países, pero en muchos ... Si no me equivoco, la tasa de desempleo juvenil aquí en Italia, desde los 25 años en adelante, es de alrededor del 35%. En otro país europeo, fronterizo con Italia, el 47%. En otro país europeo cerca de Italia, más del 50%. Si un joven no encuentra trabajo se enferma, puede caer en depresión, en adicciones, y hasta en el suicidio. Las estadísticas de suicidios juveniles hacen pensar. Otras formas de evasión son maquillaje, una manera de suicidarse. Hay jóvenes que toman un avión y van a una ciudad que no quiero nombrar, para alistarse en ISIS o en uno de estos movimientos guerrilleros. ¡Y esto es un pecado social! La sociedad es responsable de esto. Me gustaría que dijeras las causas, las razones de todo esto, y no decir: "No sé por qué". ¿Cómo vives este drama? Nos ayudaría mucho.

Demasiado a menudo te dejan solo. Pero la verdad es que ustedes son constructores de cultura, con su estilo y su originalidad. Este es un espacio en el que queremos sentir tu cultura, la que estás construyendo.

En la Iglesia, estoy convencido, aunque no debería ser así, muchas veces se cierra la puerta, para no ver ni  oír. En cambio el Evangelio nos pregunta. Su mensaje de proximidad nos invita a encontrarnos y confrontarnos, a acogernos y amarnos unos a otros, a caminar juntos y compartir sin miedo.

Esta reunión pre-sinodal quiere ser un signo de algo grande: la voluntad de la Iglesia de escuchar a todos los jóvenes, que nadie se sienta excluido. Y esto no es para hacer política. No para una "giovane-filia" artificial, no, sino porque necesitamos entender mejor lo que Dios y la historia nos piden.

El próximo Sínodo tiene como objetivo desarrollar las condiciones para que los jóvenes sean acompañados, con la pasión y la experiencia, en el discernimiento vocacional, es decir, en el "reconocer y aceptar la llamada al amor y a la vida en plenitud" (Documento de antecedentes, Introducción).

0320-6

La llamada vocacional ¿Qué buscas?

Todos tenemos esta llamada. Tú, en la etapa inicial, eres joven. Esta es la certeza básica: Dios ama a cada uno y cada persona se dirige personalmente a un llamado. Es un regalo que, cuando se descubre, te llena de alegría (véase Mt 13: 44-46). Dios tiene confianza en ti, te ama y te llama. Y, por su parte, no fallará, porque es fiel y realmente cree en ti. "Dios es fiel".

Un día Jesús preguntó a los primeros discípulos: "¿Qué es lo que buscan?" (Jn 1,38). Yo también, en este momento, dirijo la pregunta a cada uno de ustedes: "¿Qué estás buscando? ¿Qué es lo que buscas en tu vida? ". Díganlo, nos hará bien escucharlo. Necesitamos sentir tu camino en la vida. ¿Qué estás buscando? Él te invita a compartir la búsqueda de la vida y a caminar juntos. Y deseamos hacer lo mismo, porque no podemos sino compartir con entusiasmo la búsqueda de la verdadera alegría de cada uno. No podemos guardar para nosotros aquello que cambió nuestras vidas: Jesús.

El próximo Sínodo será también un llamamiento a la Iglesia para que re-descubra un renovado dinamismo juvenil. Pude leer algunos correos electrónicos del cuestionario puesto en línea por la Secretaría del Sínodo, y me llamó la atención la petición lanzada por varios jóvenes, que piden a los adultos que se acerquen a ellos y los ayuden a tomar decisiones importantes.

Una niña observó que los jóvenes carecen de puntos de referencia y que nadie los alienta a activar los recursos que tienen. Junto con los aspectos positivos del mundo juvenil, destacó los peligros, incluidos el alcohol, las drogas y la sexualidad orientada al consumidor. Son adicciones, ¿verdad? . Y concluyó casi con un grito: "Ayuda a nuestro mundo juvenil que se está desmoronando cada vez más".

No sé si el mundo juvenil va a rodar, no lo sé. Pero siento que el llanto de esta niña es sincero y requiere atención. Depende de ustedes responder a esta chica, hablen con esta chica. Es uno de ustedes y debemos sentir a donde nos lleva esta "bofetada" que nos da.

También en la Iglesia debemos aprender nuevas formas de presencia y cercanía. Es muy importante. Cuando Moisés quiere decirle al Pueblo de Dios cuál es el núcleo del amor de Dios, le dice: "Piensa: ¿qué personas tenían un Dios tan cerca?". El amor es cercanía.

Los jóvenes de hoy piden cercanía a la Iglesia. Ustedes, cristianos, ustedes que creen en la cercanía de Cristo, ustedes, católicos, estén cerca, no lejos.

Y sabes bien que hay muchas, muchas formas de escapar, muchas. Hay personas que educan con guantes blancos, toman distancia para no ensuciarse las manos.

Hoy, los jóvenes nos piden cercanía: a los católicos, a los cristianos, a los creyentes y a los no creyentes; a todos.

Un joven contó con entusiasmo su participación en algunas reuniones con estas palabras: ”Lo más importante fue la presencia de religiosos entre nosotros, como amigos que nos escuchan, nos conocen y nos asesoran". Hombres y mujeres consagrados que están cerca. Escuchan, saben aconsejan si se les pide. Conozco a algunos de ustedes que hacen esto.

Me viene a la mente el maravilloso Mensaje a los jóvenes del Concilio Vaticano II. También es hoy un incentivo para luchar contra todo egoísmo y construir un mundo mejor con valentía.

Rejuvenecer el rostro de la Iglesia 

Es una invitación a buscar nuevos caminos y caminar con valentía y confianza, manteniendo nuestros ojos fijos en Jesús y abriéndonos al Espíritu Santo, para rejuvenecer el rostro de la Iglesia. Porque es en Jesús y en el Espíritu que la Iglesia encuentra la fuerza para renovarse siempre, hacer una revisión de la vida en su forma de ser, pedir perdón por su fragilidad e inadecuación, no ahorrar energías para ponerse al servicio de todos, con la sola intención de ser fiel a la misión que el Señor le ha confiado: vivir y proclamar el Evangelio.

0320-5Queridos jóvenes, el corazón de la Iglesia es joven precisamente porque el Evangelio es como un elemento vital que lo regenera continuamente. Depende de nosotros ser dóciles y cooperar en esta fecundidad. Y todos ustedes pueden colaborar en esta fructificación: ya sean cristianos católicos, o de otras religiones, o no creyentes.

Te pedimos que colabores en nuestra fecundidad, para dar vida. También lo hacemos en este viaje sinodal, pensando en la realidad de los jóvenes de todo el mundo. Necesitamos recuperar el entusiasmo de la fe y el gusto en la evangelización.

Necesitamos encontrar nuevamente en el Señor la fortaleza para recuperarnos de los fracasos, avanzar y fortalecer la confianza en el futuro. Y tenemos que atrevernos con nuevos caminos. No te asustes: desafía nuevos caminos, incluso si esto implica riesgos. Un hombre, una mujer que no arriesga, no madura. Una institución que no toma decisiones para no arriesgarse, no crece.

Arriesgado, acompañado por la precaución, por el consejo, pero adelante. Sin arriesgar, ¿sabes lo que le sucede a un hombre joven? ¡Se retira a los 20! Un joven envejece y hasta la Iglesia envejece. Lo digo con dolor. ¡Cuántas veces encuentro comunidades cristianas, incluso jóvenes, pero antiguas! Han envejecido porque tenían miedo. ¿Miedo de qué? De salir, salir a las periferias existenciales de la vida, ir a donde se juega el futuro. Una cosa es la prudencia, que es una virtud, pero otra es el miedo.

Necesitamos jóvenes, piedras vivas de una Iglesia con rostro joven, pero no maquilladas, como dije, no rejuvenecidas artificialmente, sino revividas desde dentro. Para salir de la lógica del "siempre ha sido así". Esa lógica, por favor, es un veneno. Es un veneno dulce, porque calma tu alma y te deja anestesiado y no te deja caminar. Para salir de la lógica de "siempre se ha hecho de esta manera", para permanecer creativamente en la estela de la tradición cristiana auténtica, pero creativa, recomiendo a los cristianos que lean el Libro de los Hechos de los Apóstoles: descubrirán la creatividad de esos hombres. Hombres que sabían cómo continuar con una creatividad que si hacemos la traducción a lo que significa hoy, ¡nos asusta!

Todo paso adelante debe hacerse mirando a las raíces. Y las raíces - lo llevo en mi corazón - son los viejos, son los mayores, los ancianos. Las raíces son los abuelos. Aquellos que han vivido sus vidas y que esta cultura de desechos los descarta y hace que crean que no sirven. Los viejos tienen el carisma de traer las raíces. Habla con ellos. "¿Pero qué voy a decir?". ¡Inténtalo!

Recuerdo que en Buenos Aires, una vez, hablando con gente joven, dije: "¿Por qué no vas a una casa de retiro para tocar la guitarra a los ancianos que están allí?" - "Pero, padre ..." - "Ve, una hora, solamente ". Se quedó más de dos. No quería salir, porque los ancianos que estaban [un poco somnolientos] escucharon la guitarra y se despertaron y comenzaron a hablar; y los jóvenes escucharon cosas que los conmovieron por dentro. Tomaron esta sabiduría y siguieron adelante.

El profeta Joel lo dice muy bien en el tercer capítulo. Para mí, esta es la profecía de hoy: "Los viejos soñarán, y los jóvenes profetizarán". Necesitamos jóvenes profetas. Pero tengan cuidado, nunca serán profetas si no se llevan los sueños de los viejos. Haz que los ancianos sueñen y esos sueños te ayudarán a seguir adelante. Joel 3.1. Lee esto, te hará bien. Déjate ser consultado por ellos.

El diálogo cercano sobre la longitud de onda de las generaciones más jóvenes es de gran ayuda. Los invito entonces, esta semana, a expresarse franca y libremente, lo dije y lo repito. Con "cara dura". Ustedes son los protagonistas y es importante que hablen abiertamente. No pienses: “Pero estoy avergonzado, el cardenal me escuchará …". Te aseguro que tu contribución será tomada en serio. Desde ahora te digo gracias; y te pido, por favor, que no olvides rezar por mí. Y aquellos que no pueden orar, al menos piensen en mí. Gracias.

Nota: las palabras del Papa son transcripción de una intervención coloquial.

 

Vídeos completos del diálogo del papa Francisco con los jóvenes en la primera jornada de la reunión pre-sinodal 

Video 1:

Video 2:

Info.IT

 

DEPARTAMENTO DE INFORMACIÓN

C/ Príncipe de Vergara, 88. 28006 Madrid, ESPAÑA

 

Top