-->

¿Qué es la Institución Teresiana?

La Institución Teresiana es una asociación internacional de laicos de la Iglesia Católica, fundada por san Pedro Poveda en 1911, en Covadonga, Asturias (España). Se integran en ella, en diversas asociaciones y movimientos, hombres y mujeres seglares comprometidos con la evangelización, la promoción humana y la transformación social, mediante la educación y la cultura, en entidades públicas y privadas.

Los miembros de la Institución Teresiana vivimos junto a nuestros contemporáneos, sin distinción externa, pero con una singular manera de integrar la vida y la fe. El ejercicio profesional, la familia y la participación activa en plataformas civiles y eclesiales, son espacios privilegiados desde los que contribuimos, con muchos otros, a que en nuestras sociedades se respete la dignidad de las personas, con especial atención a quienes no acceden al derecho a la educación, a los más pobres, los que están solos o son olvidados. En ellos Pedro Poveda fundamenta lo que calificó como “humanismo verdadero”. 

 ¡Señor has estado grande con nosotros!
¡Envíanos tu Espíritu de alegría y esperanza!
(
Lema del año 2018)

“Nosotros que aspiramos a vivir una vida espiritual intensa hemos de ser exteriormente sencillos, humildes; hemos de pasar desapercibidos, hemos de confundirnos con el común de las gentes, pero interiormente seremos singularísimos… con la singularidad del Espíritu de Cristo”. San Pedro Poveda, 1917.

Seglaridad, finalidad y programa 


En Cadiz 1928Desde los inicios, la Institución Teresiana colabora en la promoción - en términos actuales “empoderamiento”- de las mujeres; trabajando desde la educación, en favor de la concienciación de sus derechos, dignidad y su rol en la sociedad. La Obra Teresiana ha sido posible gracias a un primer grupo de colaboradoras cercanas a Pedro Poveda, y a un significativo número de cooperadoras, alumnas, ex alumnas, amistades y simpatizantes, - la mayoría mujeres- , “intrépidas, andariegas, pioneras”, inspiradas en santa Teresa de Jesús (históricamente se las conoce como Teresianas)  

La preparación científica y pedagógica de profesionales cristianos para la enseñanza [en todos los órdenes de la vida] y su presencia en las estructuras educativas y culturales de la sociedad era para Poveda “un fin nobilísimo y una necesidad sentida”, “no remediada por ninguna otra Obra”. Esta es la finalidad propia de la Institución Teresiana y su rasgo esencial, la formación de formadores1

La Institución Teresiana nació con el deseo de aportar al drama de la confrontación entre la fe cristiana y la modernidad, hoy comprendido en la necesidad de sostener el diálogo entre fe - ciencia;  fe - culturas - justicia; fe - tecnología, que asumimos como programa, y que según san Pedro Poveda se resume en las palabras del apóstol san Pedro: “Vosotros pues aplicando todo cuidado, juntad a vuestra fe virtud, y a la virtud ciencia, y a la ciencia templanza, y a la templanza paciencia, y a la paciencia piedad”, (San Pedro Poveda, 1923) 

La Obra es una Idea buena, porque es grata a Dios. Con virtualidad para producir frutos buenos. Cuesta vidas y sacrificios. Es una Idea buena Porque Él la inspiró, la ayudó, la selló con su sello, la defendió, y por último, la aprobó por medio de la Iglesia y del sumo pontífice”. San Pedro Poveda, 1924.

 

institucion-tQuienes participamos de este Carisma trabajamos junto a otras personas y grupos que contribuyen a crear sociedades justas, potencian valores trascendentales, respetan las diversas identidades, formas de vida, culturas, creencias religiosas y opciones sociopolíticas. Procuramos fundamentar nuestra presencia con estudio y oración, como medios para una mejor comprensión y discernimiento de los signos de los tiempos. Ejercemos nuestras profesiones en diferentes ámbitos, de manera individual o corporativa. 

Para el desarrollo de la misión se han creado en los sitios donde estamos presentes, diversas obras educativas, Fundaciones y Organizaciones no gubernamentales, editoriales, publicaciones periódicas, proyectos socioeducativos, Centros culturales y espirituales, etc. En cada uno de ellos trabajamos las personas asociadas, colaboradores, voluntarios y beneficiarios, así como quienes apoyan de diversos modos. Todas son mediaciones para la misión específica que realizamos. 

 

Datos de referencia

El nombre Institución Teresiana está inspirado en Santa Teresa de Jesús (Ávila), quien en palabras de san Pedro Poveda, vivió “una vida plenamente humana y toda de Dios”.

Sus miembros se integran en diferentes asociaciones según su vocación específica y comparten la misión y la espiritualidad. En torno al Carisma povedano existen movimientos juveniles, de adultos, asociaciones de estudiantes (ex alumnas/alumnos) familias y proyectos sociales y culturales. 

La Institución Teresiana está inscrita en el dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, de la Santa Sede. 

La sede central y de gobierno está en Roma. En España existe una sede internacional de referencia y acogida. En cada ciudad en la que está presente, cuenta con una sede social o lugar de referencia. 

1. Pedro Poveda, Creí por esto hablé, Estudio introductorio (1918-1924) p.2.2.

 


Ir a Como los primeros cristianos.

Ir a Somos una familia con huellas de santidad.  

Ir a Ser parte: modos de participar 


 

 

 

DEPARTAMENTO DE INFORMACIÓN

C/ Príncipe de Vergara, 88. 28006 Madrid, ESPAÑA

 

Top