logo 3-es

Comunidad San Pedro Poveda de Taquaritinga, Brasil: Todo empezó con un sueño

0210-1

TAQUARITINGA, Estado de San Pablo, Brasil. 
Y todo empezó con un sueño. Un joven sacerdote, José Adalberto Salvini, volvía a Brasil después de compartir el fervor y la alegría de la canonización de san Pedro Poveda, el 4 de mayo de 2003. Traía consigo una notable devoción y admiración por un mártir de carisma inigualable. Como nuevo párroco de Santa Lucía, de Taquaritinga, ciudad al norte del Estado de São Paulo, sintió el deseo de nombrar a Poveda como patrono de una zona periférica, que crecería con rapidez y se transformaría en una comunidad. Y así aconteció.

Inició la acción pastoral visitando las casas para conocer el barrio y sus habitantes. La primera misa se celebró el 31 de mayo de aquel año, y se propuso que san Pedro Poveda fuera el patrono de la comunidad. El pueblo asintió con gran entusiasmo y así fue nombrado oficialmente.

El día 4 de abril de 2004 fue erguido el “Cruzeiro do Compromisso” (una gran cruz conmemorativa) en la Plaza del Jatobá, que actualmente lleva el nombre de “Praça São Pedro Poveda”.

Ese mismo año asumió la coordinación de la comunidad el matrimonio Airton y Janeide. Se organizó un triduo en preparación al 28 de julio, fiesta litúrgica de san Pedro Poveda, y la primera fiesta de confraternización. Las misas eran celebradas en las casas.
En noviembre se compraron tres terrenos, que se fueron pagando a lo largo de diez años, para la construcción del Centro de Evangelización e Iglesia San Pedro Poveda.

Con el crecimiento y arraigo de la población fue necesario construir una capilla provisional. Las mujeres trabajaron mucho vendiendo panes caseros en las misas para recaudar dinero para los materiales de construcción; y lo más interesante es que los mismos miembros de la comunidad levantaron las paredes.     

Vale recordar también la misa de la bendición de la Piedra Fundamental de la Iglesia San Pedro Poveda en 2011, en la que participaron personas de la Institución Teresiana, que tanto nos acompañan espiritualmente con oraciones y su amistad, además de alguna colaboración material.

A lo largo de los años hubo otras seis coordinaciones y la comunidad empezó a estructurarse. Con ayuda de las varias pastorales hoy tenemos todas las etapas de la Catequesis.

Surgieron también diversos proyectos de solidaridad, rezos del santo Rosario en las casas, además de trabajos misioneros con la ayuda de las Hermanas Franciscanas de la Penitencia. La comunidad ahora se extiende por cuatro barrios y es un fuerte sector pastoral de la actual parroquia.

En el año 2014 hubo un desmembramiento y se creó la Parroquia de la Sagrada Familia de Nazaret, para la que el padre Adalberto fue designado párroco y a la que la comunidad pasó a pertenecer. A finales de 2016 hubo una transferencia de párrocos y, en el momento presente, el responsable de la parroquia es el padre Hamilton César Stempniewiski, quien ha manifestado el deseo de continuar la amistad con la Institución Teresiana. Pero nunca podremos olvidarnos del Padre Adalberto, quien nos presentó y nos contagió el enorme amor a Pedro Poveda que está ya llevando a su nueva parroquia.

En fin, todo continúa siendo un sueño y un compromiso de ser cada vez más sal y luz en medio de las personas, así como lo fueron los primeros cristianos y lo fue San Pedro Poveda en aquellas pequeñas ciudades españolas.
¡La comunidad solo tiene que agradecer por tantas gracias concedidas todos estos años! Continuaremos soñando...

Texto y fotos: Nicole Gomes da Silva, Comunidad San Pedro Poveda, Taquaritinga, Brasil.



Facebook del grupo de jóvenes San Pedro Poveda de la comunidad: https://www.facebook.com/jovenspoveda/



Noticia de la primera piedra en la comunidad eclesial de base San Pedro Poveda http://www.institucionteresiana.org

Poesía: 28 de julio (autora Nicole Gomes da Silva, 16 años
Comunidade São Pedro Poveda, Taquaritinga, San Pablo, Brasil).

28 de Julho não é dia simples

e desde 1936, simples nunca será,

Quando tentaram calar uma voz 

Voz que nunca se calará! 



Em plena Guerra Civil Espanhola

Numa fria e dura perseguição,

Padre Poveda se preocupou

Em amar, servir e ajudar o irmão. 
 


Uma árdua busca pelo direito

"Por que menina não pode estudar?" 

Comida, roupa, dignidade e respeito

À suas crianças não podia faltar. 



Foi "preciso mostrar com obras"

Que fé e ciência juntas caminham 

Foi necessário se por a serviço,

Amparando aqueles que nada tinham. 
 


Jamais se esqueceu da igualdade

"Mulher também pode trabalhar!"

"Mansidão, doçura e afabilidade, 

São virtudes para o mundo conquistar!"



E através da ternura e da esperança

Do cultivo da cultura e e educação,

Em tempos difíceis de intolerância

Poveda fundou uma Instituição.
 


Preferia ver sua obra acabada,

Obra que sua vida dedicou

Do que a não devoção à Imaculada,

Mãe que sempre o acompanhou. 



Era importante a espiritualidade,

Espelhava-se no Senhor Jesus

Com misericórdia e caridade

Na escuridão, Poveda foi luz!
 


Mas por muitos incompreendido,

Julgado, injustiçado e mal visto

Por dois tiros, cruelmente ferido

Foi morto o "Sacerdote de Cristo". 
 


Sua missão, porém não teve fim

São Pedro Poveda não acabou

Trinta países ele alcançou assim

E o seu belo trabalho frutificou. 

De todos os frutos de irmandade

Germinados no sangue do fundador,

Encanta-me ver nossa comunidade

Criando raízes e unida no amor! 
 


Taquaritinga, a imagem de Guadix

Que no século XIX, Poveda cuidou

Que possamos olhar nossos pobres

Como aos ciganos, São Pedro olhou. 
 


Que tenhamos essa alma sonhadora

De querer doar a vida mais e mais, 

E sermos capazes de amar sem medidas

Semeando justiça e colhendo a paz. 
 


Hoje o mundo conhece o padre, 

Que tudo fazia com seu coração

Carismático mártir da humildade

Que hoje inspira essa minha canção...



28 de julho não é dia simples

E desde 1936, simples nunca será

Quando tentaram calar uma voz

Voz que nunca se calará!
 


Nicole Gomes da Silva,
Comunidade São Pedro Poveda, Taquaritinga, San Pablo, Brasil.

Back to top