logo 3-es

Cuba: Concluye el II Curso bíblico teológico para laicos en la diócesis de Holguín

0227-1

HOLGUÍN, Cuba.
Después de tres años de estudio, tuvo lugar en Holguín, el pasado 18 de febrero, la graduación de 16 participantes en el Segundo Curso de Formación Bíblico Teológica impartido por la profesora de Teología en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, Carmen Aparicio Valls, con el apoyo de Araceli Cantero en temas de integración espiritual. El curso ha contado con el apoyo académico de miembros de la Institución Teresiana y logístico Centro de Formación y Promoción Laical San Arnoldo Janssen de la Diócesis de Holguín, sede de los encuentros presenciales y del acto de graduación.

Según la publicación Holguín católico, de la diócesis, “los graduados son laicos comprometidos con el quehacer de su comunidad parroquial y su testimonio laical en la familia y la sociedad". El curso, además de impartir conocimientos, "enseña a pensar por uno mismo y el compartir del grupo favorece la comunión dentro de la diócesis", explica la profesora Aparicio.

Mons. Emilio Aranguren Echeverría, obispo de la diócesis, al dirigirse al grupo de laicos que han realizado el curso, resaltó la importancia de la gradualidad y la paciencia en la formación, y les animó a seguir dando pasos. “Sigamos adelante en nuestro poco a poco con mucha confianza en Dios y una cierta dosis de confianza en nosotros mismos”, dijo. También agradeció a los miembros de la Institución Teresiana, guías y profesoras del Curso, y a los directivos del Centro Janssen por el apoyo logístico.

Durante el acto los estudiantes presentaron un breve resumen de sus trabajos finales y la motivación que les llevó a elegir los temas, entre otros: la Misericordia, la Dignidad Humana, el Laicado, la Evangelización en los Hechos de los Apóstoles, la Dignidad de la mujer, los Sacramentos de Iniciación Cristiana y los Consejos Parroquiales.

Pablo Casañas, miembro de la comunidad de Velasco, cuyo trabajo versó sobre “los sacramentos de la Iniciación Cristiana”, dijo que su elección estuvo motivada “porque veo la necesidad del compromiso de los bautizados y sobre todo aquellos que terminan la Iniciación Cristiana. Es un agradecimiento a todos los que me han formado y ayudado a crecerme como cristiano”.

El curso bíblico teológico tiene modalidad semipresencial. Entre sus objetivos está ofrecer una formación teológica sistemática profundizando en las Sagradas Escrituras y en la espiritualidad laical, a partir del estudio de los principales documentos del Concilio Vaticano II, del magisterio universal y de la Iglesia en Cuba. Los contenidos están agrupados en tres módulos diseñados para tres años de estudio: I. Iglesia de Cristo; II. Iglesia Comunión; III. Iglesia en Misión.

Por su metodología cuenta con dos encuentros presenciales al año, que se realizan en los meses de febrero y julio, guías de trabajo que los estudiantes realizan y envían a las profesoras quienes hacen una devolución de los mismos; además de presentar un trabajo final. Carmen Aparicio al explicar el proceso dijo que “esta tarea tiene una parte práctica, con un énfasis en la reflexión sobre su experiencia de vida.”

Los participantes de este segundo curso decidieron tomar como patrona del mismo a la beata Victoria Díez, joven educadora y catequista, miembro de la Institución Teresiana, nacida en Córdoba, España, declarada mártir en 2003 por San Juan Pablo II, que dio su vida confesando a Cristo en los comienzos de la guerra civil española en 1936.

Los trabajos finales han sido depositados en la biblioteca diocesana Dr. Bernardo Fernández para que sirvan de consulta a otros estudiantes o usuarios que visiten el recinto.

El tercer curso se iniciará en el mes de julio

Tanto la diócesis como los organizadores apuestan por continuar la experiencia con la realización de un tercer curso cuyo inicio está programado para el mes de julio próximo.


Info.IT
Fuente: Holguín Católico

Back to top