logo 3-es

Encontrada carta de indulgencia a nombre de Lutero en la Biblioteca Nacional de Madrid

1125-1

MUNICH, Alemania. 
Vera Lüpkes, directora del Weserrenaissance-Museum“ en Lemgo, Alemania, ha encontrado recientemente un documento de "concesión de indulgencias" en el que figura el nombre de Martin Lutero, quinientos años después.

Lüpkes señala: “.. desde luego Lutero no poseyó muchas de estas 'bulas', sino solamente una, y esa misma la acabamos de encontrar en una copia de 1631 en la Biblioteca Nacional de Madrid”.

  • ¿Cómo aparece el nombre de Lutero en esta bula? 

Lüpkes  explica que en el transcurso de una investigación en los archivos de Madrid encontró la bula en la que figuraba el nombre de “Martin Luder” (el entonces apellido  de Lutero). Su nombre se halla junto al de algunos otros de sus monjes confratres , ya que el Papa Julio II había ordenado que a cada monasterio correspondía solamente una bula de indulgencia. En aquel momento Lutero vivía como monje en el monasterio de los Agustinos de Erfurt. A finales de 1508, Johann Tetzel, famoso predicador y traficante de indulgencias, había estado predicando en ese monasterio de Erfurt. 

Clausura del V Centenario...

En Wittenberg, “la ciudad de Lutero”, el 31 de octubre pasado tuvo lugar la clausura solemnemente de la gran cadena de celebraciones realizadas en Alemania a lo largo del año para conmemorar el V Centenario de la publicación de “las 95 tesis” de su insigne “hijo”. Participaron importantes personas de la política, la sociedad, las artes y de las dos Iglesias cristianas. Angela Merkel, Canciller alemana, Walter Steinmeier, Presidente, entre otros muchos dignatarios.

¿Las famosas 95 tesis de Wittenberg – el “Big Bang” de la Reforma - mito o simple realidad académica de su tiempo?

Según la tradición, Lutero había redactado aquellas famosas “95 tesis” en contra de la venta de indulgencias por parte de la Iglesia católica, el 31 de octubre de 1517 y las había “clavado” en el portal de la Iglesia de Wittenberg  (la imagen de un Lutero que clava con martillo las tesis, pertenece a la leyenda, ya que “las tesis”, en su momento, eran la forma ordinaria de abrir el debate científico).  Las 95 tesis levantaron una gran polvareda en la tierra germana, y después “inflamaron” (en sentido literal) todo el suelo del Sacro Imperio Romano...

500 años después….

Ángela Merkel, la Canciller alemana, ha afirmado en su alocución  que “la amenaza a la libertad de religión provoca también un daño a la sociedad en donde ésta se realice". Y agregó: “Lutero echó a rodar una piedra, que  entonces no se pudo parar, y que ha llegado a cambiar el mundo entero".

.Merkel dirigió el foco principal de su mensaje hacia la tolerancia: “quien dice que sí a la pluralidad  tiene que ejercerla en la tolerancia. Esta es la experiencia histórica de nuestro continente". Y continuó: “Hemos aprendido que la tolerancia es el alma de Europa. Sin ella no es concebible una sociedad abierta. En un mundo globalizado la aceptación de la  diversidad cultural y religiosa del otro es un desafío gigante, sabiendo que también la práctica de la tolerancia llega a su fin cuando se menosprecian nuestros derechos de libertad, garantizados en la Constitución".

Por su parte Heinrich Bedford-Strohm, obispo y máxima autoridad  de los 22.000 protestantes alemanes afirmó  en el acto de clausura: “¡Todo lo que necesita este país (y el mundo) es una fuerza, que supere el miedo y reconforte el amor!”. Y continuó: “Nosotros, los cristianos, todavía  hoy somos muchos,  y el mensaje del perdón y del amor que nos sostiene, también hoy  es capaz de acuñar nuestra  sociedad.  Por tanto, debemos estar activamente presentes en los debates públicos, no por rencor personal, sino desde una gran paz y libertad interior…”.

A pesar de las grandes celebraciones organizadas en el V Centenario de la Reforma de Lutero” no podemos ocultar los “lados oscuros” de esta gran figura, al considerar sus enconados ataques contra los judíos (Josef Schuster, el sumo Rabino de Alemania también asistió a la celebración)  y su apoyo a la ejecución de las llamadas “brujas”… 

¿Qué queda para los siguientes 500 años?

Lo que vivimos desde hace algunas décadas en Alemania es una convivencia fraternal y cordial entre las dos grandes confesiones cristianas. El obispo Bedford-Strohm, en sus palabras también se dirigió al papa Francisco: “¡Querido hermano Papa Francisco, siempre que quieras venir a vernos aquí a Wittenberg, medio milenio después de la quema de la Bula papal (contra Lutero), te daremos la más cordial bienvenida!”.

Durante la celebración destacó otro gesto significativo, el obispo protestante Bedford-Strohm y el Presidente de la Conferencia episcopal católica, Cardenal Reinhard Marx, arzobispo de Munich, regalaron al Presidente de la República alemana, Frank-Walter Steinmeier,  un Crucifijo de bronce, como símbolo de que les une una misma fe en Jesucristo.

Elisabeth Münzebrock, desde Munich, Alemania

Back to top