logo 3-es

Nueva iconografía de San Pedro Poveda en Guadix

1207-0

GUADIX, Granada, España.
La memoria de San Pedro Poveda en Guadix se manifiesta de muchas maneras, sobre todo en el recuerdo y afecto del pueblo del barrio de Las Cuevas. En los últimos años una nueva iconografía mantiene su figura y su mensaje cercanos a quienes tanto amó y por quienes tanto hizo. Maribel Sancho nos explica las recientes obras artísticas, dos en la catedral y una en la parroquia San Miguel.

Recorrer Guadix siempre es una experiencia que toca los sentidos, conecta con las mejores tradiciones y evoca la memoria del corazón. Hacerlo con Maribel Sancho es descubrir las claves históricas, artísticas y sociales de un pueblo y una ciudad de siglos. En esta oportunidad nos detendremos en la nueva iconografía que Guadix viste en honor de San Pedro Poveda.

Pedro Poveda arrodillado ante la Virgen de Gracia. Lienzo de Miguel Ángel Valenzuela.

1207-1En la Parroquia de San Miguel se aprecia un cuadro de un joven Poveda, arrodillado y rezando ante la imagen de la Virgen de Gracia. “Ha sido una iniciativa del párroco de San Miguel con motivo del año de la Misericordia”, nos dice Maribel Sancho. “D. Antonio Fajardo, oriundo de las cuevas y un enamorado del Padre Poveda, disfrutó de la beca de estudios a seminaristas que la Institución Teresiana sostiene en Guadix”, continúa, y recuerda que “el padre Poveda, en sus correrías apostólicas por las Cuevas, estaba adscrito a esta Parroquia de San Miguel, a la que pertenecía canónicamente la Capilla de la Ermita Nueva para el culto”.

“El grupo de la Institución no conocía esta iniciativa y, por tanto, nos sorprendimos gratamente”, afirma Maribel Sancho. “Se colocó en un acto solemne con la presencia de D. Ginés García Beltrán, el obispo de Guadix, al que fue invitada Encarnita González para dar una charla sobre las raíces teresianas de Poveda”.

Finalmente nuestra guía describe: “El lienzo de Miguel Ángel Valenzuela, un pintor cordobés muy devoto de Victoria Díez, es de 1 metro con 50 cmt. por 90 cmt. Representa a Poveda joven arrodillado rezando el rosario, delante del cuadro de la Virgen de Gracia.

Antonio Fajardo me explica que la Virgen de Gracia está en el trasfondo del cuadro porque le acompañó toda su vida. Esta es la razón por la que Poveda mira al infinito y no a la Virgen. Hay también dos flores de la pasión que simbolizan el martirio sacerdotal que fue toda su vida y el martirio cruento. Dos velas encendidas, símbolo de su fe mantenida siempre viva a pesar de las persecuciones; se percibe también el humo del incienso, símbolo de su vida de oración que él confiesa fue su alimento necesario. El rosario nos habla de su profundo marianismo y, finalmente en el ángulo derecho se intuye Covadonga. El cuadro es muy digno y bonito y está en la primera pilastra de la nave central de la mejor iglesia mudéjar de Guadix".

"La Institución Teresiana local ha contribuido con un donativo de 500€ al coste del cuadro que ha sufragado la Parroquia de San Miguel, que era de 3000€”, nos informa Maribel Sancho.


Poveda joven en las Cuevas. Lienzo de María García, MAGAR, 2015

1207-3

En la catedral de Guadix se puede contemplar un cuadro de Poveda joven en las Cuevas, de María García, MAGAR, 2015. Maribel Sancho explica: “A raíz de la canonización del padre Poveda, el cuadro que había en la catedral de Guadix fue trasladado al Obispado, por expresa voluntad del obispo para quedar allí, a la entrada de la capilla donde fue ordenado Pedro Poveda, hoy salón de actos. Entonces por iniciativa de los miembros de la Institución Teresiana de Guadix, se presentó la idea de realizar un nuevo cuadro para la catedral. Fue bien acogida y nos pusimos a hacer los trámites para su ejecución. El obispo, D. Ginés García Beltrán sugirió que la imagen pintada representara al padre Poveda joven y en el barrio de las Cuevas, para que fuera recordado que pasó por Guadix como apóstol de las Cuevas.
Y ahí tenéis el resultado”, dice Maribel Sancho, “un lienzo de tres metros por 2 metros con 68 cmts, que la autora con más de 80 años dibujó en tres meses, con prisa interior porque sabía que su salud quebradiza no le permitía demora. Un Poveda Joven con un paisaje evocador de las Cuevas, pero recreado por la mano genial de la artista. Un Poveda que mira el horizonte como intuyendo el camino que le espera y al mismo tiempo con la sotana salpicada de barro por los caminos transitados en el barrio alto de las cuevas. Diríamos plantado ahí entre el cielo y la tierra.
Se colocó en la capilla de Santa Teresa -actualmente están las imágenes del Nazareno y la Dolorosa en la Iglesia de San Agustín que volverán a su templo una vez restaurado-.
Se hizo un documento de donación del cuadro por parte de la Institución Teresiana a la catedral de Guadix, firmado por el Vicario encargado del Patrimonio, D. Antonio Fajardo y la directora de ámbito de la I.T., María Medina”.


Pedro Poveda en el coro de la catedral de Guadix. Escultura de D. Ángel Torcuato Asenjo Fenoy

1207-2

También en la Catedral y muy recientemente se ha colocado una escultura del padre Poveda en el magnífico Coro del templo. Maribel Sancho comenta que “uno de los impactos de la guerra civil en Guadix fue la destrucción de todas las imágenes del coro de la catedral a excepción de la de San Torcuato que hoy ocupa la parte central alta del mismo. Desde hace más de veinte años el cabildo con la venia del obispo, decidió restaurar el coro, aunque su ejecución no dio comienzo sino hasta el año 2000 a iniciativa de D. Antonio Fajardo, encargado del Patrimonio de la catedral. Pero habrá que llegar a los tiempos de D. Ginés, para ver cumplida la obra de una manera decidida”.

1207-4“Se le ha encargado al escultor accitano D. Ángel Torcuato Asenjo Fenoy la realización de todas las imágenes siguiendo un criterio teológico e histórico que guardara una lógica y sentido”, indica Maribel Sancho.

“Ocupan el coro los Apóstoles y Evangelistas; después los padres de la Iglesia y a continuación santos vinculados con la hagiografía accitana. Es bajo este concepto que entra con todos los méritos y credenciales San Pedro Poveda. Completan las hornacinas que faltan otros santos, devoción particular de bienhechores accitanos que costean su realización. Las esculturas están realizadas en madera de ciprés, para que resalten sobre la madera de nogal en la que está fabricado el coro. Estas dan luminosidad al conjunto, sin que resulte estridente. En el conjunto barroco del coro, la imagen de Poveda siendo neobarroca, no es de las más sobrecargadas. Nos parece conseguida. Es la única que no está sobre nubes de gloria, sino sobre los montículos de las cuevas”.

Agradecemos a Maribel Sancho su acertada exposición e invitamos a los lectores de WebIT a visitar Guadix; disfrutar la ciudad, sus monumentos, y hacer la ruta del padre Poveda, que en el último año ha sumado tres obras que merecen ser contempladas, para recordar las palabras de D. Ginés García Beltrán: “Los santos no son superhéroes a los que hay que admirar sino hermanos a los que hemos de imitar”.

Info.IT

Back to top