logo 3-es

Premio "Hermenegildo Terrados del Cerro" a la Institución Teresiana en Jaén

1218-1

JAÉN, España.
El pasado 12 de diciembre, el FORO JAÉN de opinión y debate ha otorgado el premio “Hermenegildo Terrados del Cerro”, a la Institución Teresiana en Jaén, tras sus 103 años de existencia en esta ciudad. El FORO JAÉN es una Asociación Cultural que tiene instituido este premio anual para distinguir a las personas o colectivos que hayan destacado en su trabajo a favor de esta provincia y, singularmente, en su proyección hacia el exterior.

Dicho Foro ha valorado la significatividad de las personas de San Pedro Poveda y Josefa Segovia; la tarea de promoción social que lleva realizando la Institución Teresiana desde sus orígenes, a través de mediaciones culturales y de educación; el carácter universal de la misma Institución, presente “en numerosos países del mundo, promoviendo un diálogo entre fe y  ciencia, en el que la referencia central es el ser humano”.  

La entrega se realizó el día 12 de diciembre. Además de los socios del Foro, en el acto estuvo presente el Sr. Obispo de la Diócesis, D. Amadeo Rodríguez Magro, el Vicario General. D. Francisco Martínez Rojas, representantes políticos de la cultura y sociedad jienense y una representación de la Institución Teresiana. Más de 200 personas estuvieron presentes.  

Las palabras de bienvenida corrieron a cargo de D. Pablo Carazo, Presidente del Foro. Trazó un perfil  de San Pedro Poveda y Josefa Segovia a manera de  síntesis sencilla,  pinceladas rápidas y acertadas que enmarcaron el acto y que demostraron desde el principio el aprecio y cariño a la Institución en su trayectoria en Jaén desde 1913.

1218-3Lina Piñar  recibió el galardón, en nombre de la Institución Teresiana: Una estatuilla de bronce  que representa una  figura de mujer anclada en una base de madera de olivo y que porta en sus  brazos extendidos hacia arriba una bola del mundo. Todo un símbolo del reconocimiento otorgado.

La intervención por parte de la Institución Teresiana corrió a cargo de Lina Piñar. De nuevo los protagonistas de esta historia, paisanos para el público de la sala, emergieron más pormenorizadamente con la fuerza del carisma que el fundador imprimó a su Obra. Imprescindible fue destacar la colaboración excepcional de Josefa Segovia; su preparación –primera mujer titulada de Jaén y provincia  en la Escuela Superior del Magisterio de Madrid,  en el año 1913-; su dedicación, su talante, y su papel como directora General de la Institución Teresiana.   

En su intervención, Lina Piñar, en primer lugar volvió sobre las personas de San Pedro Poveda y Josefa Segovia, señalando lo más destacado de su acción y aporte a la Iglesia y a la sociedad, se detuvo a continuación,  más ampliamente en el pasado y presente de la Institución Teresiana, partiendo de Jaén.  

Una mirada al pasado: Primeras Academias, con espacio La Academia de Santa Teresa de Jaén, año 1913. “En Jaén se hacían toda clase de ensayos pedagógicos… en todas las Academias debe seguirse el ensayo iniciado en la de Jaén”… (Del diario y folleto explicativo de la Academia)

Una mirada al presente en Jaén: Actual Colegio Pedro Poveda, de Enseñanza Infantil, Primaria y Secundaria; ACIT JOVEN;  InteRed, ONG de desarrollo; el Proyecto Rajab de acogida de inmigrantes; Asociación de Antiguos/as alumnos/as y otras presencias individuales de miembros en enseñanzas medias y Universidad; otras colaboraciones en la Diócesis: Pastoral Universitaria; Pastoral Penitenciaria; Pastoral de Migraciones; y Apostolado  Seglar. En Linares, el Centro Cultural Poveda, Centro de Animación Sociocultural y de animación en Tiempo Libre, que lleva a cabo en su sede histórica y en el Barrio de Arrayanes, donde desarrolla un proyecto social.

1218-4

La representante de la Institución Teresiana presentó además a grandes rasgos la actividad de la Institución en países de Europa, América, África y Asia. Todo desde las claves de comprensión que configuran la acción evangelizadora, a través de mediaciones culturales y educativas: Espiritualidad de encarnación; el diálogo fe-culturas-justicia; el carácter laical, seña de identidad desde los orígenes en la Obra teresiana; el binomio oración-estudio; la atención al mundo de la marginación; el colaborar y tejer redes con otros; crear movimientos, pedir solidaridades…

De forma especial destacó el papel y presencia de la mujer en el carisma de la Institución Teresiana. En la historia de la promoción de la mujer en el mundo, sorprende el planteamiento de Poveda que abre un amplio cauce para el desarrollo de las múltiples posibilidades para que las mujeres puedan, siendo ellas mismas, ser consideradas y reconocidas en su dignidad.

El presente también avanza tejiendo sueños. En este momento de la intervención, Lina trajo a colación unas palabras de Maite Uribe, Directora General de la Institución Teresiana, al inaugurar el Foro Intercontinental, sobre “Oportunidades y desafíos para la Institución Teresiana”, organizado por el Consejo de Cultura de la misma Institución: La Institución, Teresiana, hoy tiene el reto de “impulsar nuestra incidencia evangelizadora, de manera creativa, con acciones transformadoras… se hace más urgente y luminosa desde las claves de una opción preferencial por la dignidad y los derechos de los excluidos, marginados y refugiados y desde nuestra llamada a nuevas formas de articulación entre nosotros y con otros, fortaleciendo el trabajo en red e impulsando nuestro carácter internacional”.

Las personas de la Institución que asistimos al acto, tuvimos la satisfacción de ver la valoración y reconocimiento que se manifestó hacia ésta. Percibimos que el carisma está vivo, que merece la pena seguir adelante, apretando el paso. Como señaló Lina, al finalizar  su intervención: “Es tiempo de unir esfuerzos junto a otros, con esperanza. San Pedro Poveda nos invitaría a promover una cultura de esperanza, de respuestas, de horizonte de sentido. Así lo recoge al final de su  intervención, con una frase de San Pedro Poveda, que quedó resonando en la sala: "Tenemos mucha fe, mucha esperanza y no paramos de soñar y hasta realizamos algunos sueños".  

1218-2

La nota lírica la puso para terminar el coro “Panaceite”, que ofreció 6 villancicos, también originales, surgidos entre este mar de olivos, que abarca nuestra provincia.  

Encarnita Molina, desde Jaén

Back to top