logo 3-es

Encuentro de la Promoción de 1977 del Instituto Veritas

0426-1

MADRID, España.
Con motivo del 40 aniversario, unas 120 antiguas alumnas de la Promoción de 1977 del Instituto Veritas, se reunieron en la sede internacional de la Institución Teresiana, en Madrid, el pasado día 24 de marzo, víspera del día de la Encarnación, fiesta de la Virgen del Fiat.

0426-4

0426-2

0426-3

Todo empezó con la ilusión de unas pocas compañeras que habían compartido la vida estudiantil entre 1965 y 1977 en el Instituto Veritas de Somosaguas, Madrid. Las redes sociales facilitaron más de 100 contactos. La convocatoria fue un éxito. Participaron también algunas profesoras. La mayoría de las participantes viven en Madrid o alrededores, pero otras se desplazaron desde distintos lugares de España: Bilbao, Mérida, Sevilla, Zaragoza, Valencia, Mallorca; de otros países de Europa: Londres, y hasta de América: Washington. Muchas llevaban 40 años sin verse.

En un primer momento todo era bullicio. Hablaban a la vez, el tono era cada vez más alto y las emociones aumentaban. En las tarjetas de identificación que se habían preparado para la ocasión estaban los rostros de ayer y de hoy.  

El silencio llegó cuando se proyectó un vídeo con fotos del colegio: galerías, capilla, comedor, gimnasio, campos de deportes, etc. También escenas del grupo desde párvulas hasta C.O.U. (Curso de Orientación Universitaria)

0426-5A continuación, se celebró la Eucaristía preparada con detalle, sencilla y profunda. Al inicio se entonó una canción que el grupo había presentado en el festival de la Virgen del FIAT en 1977. Al final, el Himno a la Niña María. En las peticiones y las ofrendas el pasado y el presente se mezclaron a través de cuadernos de trabajos, medallas por los premios a canciones, dibujos y poesías.

Una representante de la ONG InteRed hizo una breve presentación de la tarea que realizan y de los proyectos que apoyan. Se recogió una aportación.

Al piano una de las participantes interpretó el Preludio nº 1 de J.S. Bach y la Sonata para piano nº 16 en Do Mayor, K. 545, de W. A. Mozart, lo que favoreció un clima de recogimiento.

Cada momento de la celebración fue vivido con intensidad: la oración del Padrenuestro con las manos unidas; los cantos de la comunión: ”Esa es mi única aspiración” y “Yo solo fui un instrumento”. La acción de gracias a los padres “que buscaron una buena educación académica y humana inspirada en la pedagogía de San Pedro Poveda. Base que hoy sustenta la profesión, la fe centrada en Jesucristo, la familia, la educación de sus hijos, y algunas ya de sus nietos”.

La fiesta continuó en la cena, con música, fotos y recuerdos. Al final surgió la propuesta seguir en contacto y volver a reunirse de vez en cuando.

Muchas fueron las expresiones que se intercambiaron. Recogemos estas palabras de Dorita, "..., al fin y al cabo el Veritas ha sido mi segunda casa durante cuarenta años.... He disfrutado comprobando cuánta ilusión, cuánto cariño y cuánta solidaridad hay entre vosotras. Sois adorables, las mujeres que quería Pedro Poveda y para las cuales fundó La Institución. ¡Pueden estar bien orgullosos de vosotras! Y yo también por la pequeña parte que me toca."

Información: Promoción de 1977, Instituto Veritas, Madrid.

Back to top