logo 3-es

Reliquia de San Pedro Poveda en un nuevo templo de Cuba

1031-1

BARAJAGUA, Cuba.
El pasado 14 de octubre tuvo lugar la dedicación del nuevo templo de Barajagua, como lugar de encuentro y acogida para los peregrinos en su camino hacia el Santuario de El Cobre, en cuyo altar se depositó una reliquia del mártir San Pedro Poveda.

1031-3Toni Miranda deposita la Reliquia de San Pedro PovedaToni Miranda deposita la Reliquia de San Pedro PovedaBarajagua es el lugar de la Provincia de Holguín en donde por primera vez recibió veneración la imagen de la Virgen de la Caridad, después de haber sido encontrada en las aguas de la Bahía de Nipe. Mons. Emilio Aranguren Echeverría, obispo del lugar, recordó la historia y cómo quienes vivían en el Hato de Barajagua en el año 1612, “al recibir aquella imagen de la que eran portadores 'los tres Juanes', con inmediatez levantaron una casa para la Madre, de tabla de palma y pencas de guano real. El Capitán de artillería Francisco Sánchez de Moya envió una lámpara de cobre con aceite, de modo que siempre se mantuviera una llama encendida para iluminar la imagen”.

1031-2Mons. Aranguren unge el altar con el Santo CrismaMons. Aranguren unge el altar con el Santo CrismaAnte un templo repleto de fieles, el Obispo de la Diócesis de Holguín indicó que a partir de aquel momento, comenzó a tejerse una historia que es Historia de Salvación. El mismo Obispo quiso demostrar lo que significa tejer y levantó en alto una madeja de estambre y dos agujetas mientras explicaba que hay personas ajenas a la fe en Dios que se comportan en la vida a partir de ellas mismas, por sí solas, “es decir, Dios no cuenta para ellas. Estas son las personas que se inclinan al protagonismo. Tejen con una sola aguja”. Al tiempo explicó que quienes ponen su fe en Dios, tejen con dos agujetas, le dejan el protagonismo a Dios.

1031-5El nuevo templo se llenó de fielesEl nuevo templo se llenó de fielesLa celebración se había iniciado a las 9,30 de la mañana fuera del templo, que se mantuvo cerrado hasta iniciar la procesión de entrada. Del lado derecho, sobre un cojín descansaba la reliquia de San Pedro Poveda, custodiada por Antonia Miranda, miembro de la Institución Teresiana. Dentro del templo, el rito estuvo lleno de signos y de simbolismo. Se bendijo el agua con que el obispo aspergió a los fieles. Se cantaron las letanías de los santos implorando su ayuda y se procedió a la colocación, en el sepulcro del altar, todo de mármol, de la reliquia de San Pedro Poveda Castroverde, mártir, quien dio su vida por confesar la fe y fue canonizado el 4 de mayo del 2003, por el Papa Juan Pablo II.

Antes de finalizar su homilía, D. Emilio Aranguren Echeverría, rezó por las nuevas generaciones de barajagüenses “para que crezcan en la confianza del amor de Dios”. Y agradeció a la Institución Teresiana, Asociación Internacional de Laicos, fundada por San Pedro Poveda, haber entregado “la astilla de un hueso del sacerdote mártir para que, a modo de semilla, permanezca en este altar”. Recordó que San Pedro Poveda, sacerdote diocesano español, antes de llegar al momento cumbre de su martirio, supo poner en práctica la actitud de acogida, tanto en Guadix como en Covadonga, para cuantos necesitaban ser educados a la luz del Evangelio y de la práctica de las virtudes cristianas.

“La presencia de la reliquia de este Santo significa que este pueblo puede confiar en su intercesión y, en la medida que se conozca su vida, también podamos imitarlo y ser capaces de testificar -como lo hizo él- con el ejemplo de la vida lo que anunciamos con nuestros labios”, porque “el testimonio es lo que permite que nuestro mensaje sea creíble”.

1031-4Miembros de la Institución Teresiana y seguidores de San Pedro PovedaMiembros de la Institución Teresiana y seguidores de San Pedro Poveda

Información: A. Cantero, en el periódico Holguín Católico de Cuba

Back to top