logo 3-es

La película POVEDA se proyectó en San Sebastián

1209-8

DONOSTIA (SAN SEBASTIÁN), España.
“Humildad, osadía, confianza, valentía… sumando fuerzas y dejándole a Dios llevarle por donde Él quisiera…” son algunos de los ecos de una de las antiguas alumnas tras la proyección de la película POVEDA, el pasado 25 de noviembre a las 6 de la tarde, en la Sede del Orfeón Donostiarra.

Esperado momento por mucha gente cercana a la Institución Teresiana en San Sebastián, dado que no se había podido proyectar en las salas cinematográficas de la ciudad tras su estreno en marzo.

Poco antes de las 18 horas, la sala, con un aforo de 130 personas, estaba completa. En el público antiguas alumnas, miembros de la I.T., familiares y amistades, con conocimiento diverso de Pedro Poveda y de la Institución.

Se inició la sesión con una breve presentación de la película y de los premios conseguidos por ella, así como de la trayectoria de vida de San Pedro Poveda, destacando su compromiso con la educación en todas las clases de la sociedad y el papel de la mujer en la misma.

Al terminar la película compartimos un espacio de diálogo. Una antigua alumna (mencionada al inicio), expresó la emoción que había sentido a lo largo de la película, por su conocimiento de las academias y el gran paso adelante de la mujer en la cultura que impulsó Poveda. A su vez, compartió cómo a lo largo de la película, había descubierto a Pedro Poveda como persona: su compromiso con los más pobres en las cuevas de Guadix, su serenidad ante la injusta noticia de que tenía que abandonar aquel proyecto en el que estaba entregando la vida, su silencio y salida de Guadix “sin hacer ruido”… Y posteriormente, impulsar y dejar hacer a otros, fiándose. Uno de los muchos ecos que resonaron aquella tarde junto a la gratitud por haber podido conocer mejor la vida y obra de Pedro Poveda.

Fue un tiempo de reencuentros, de memoria agradecida, de reavivar el sentido de familia y lo que vibra interiormente en quienes han crecido, de un modo u otro, en diálogo con el carisma de Poveda.

Una vez más, su figura convocó, cuestionó, aproximó, alentó el diálogo y tendió puentes entre los asistentes.

Grupo IT Donostia – San Sebastian

Para hacer comentarios, es necesario estar registrado e identificado en el sistema.

Back to top