Lunes, 10 Octubre 2011 07:18

Hay otro mundo latiendo

{jcomments on}SANTIAGO DE CHILE, Chile, 10/10/2011.
“Las búsquedas por un mundo más humano, más justo, más democrático, están presentes en la realidad que vivimos, en medio de las tensiones, conflictos y perplejidades de nuestras sociedades. En esta perspectiva del mundo que `puede ser´, se sitúa la propuesta socioeducativa Educar en tiempos difíciles”, dijo Vera María Candau en la sesión de clausura del Congreso Internacional de Educación 2011, organizado por la Institución Teresiana en América.

Vera María Candau
Vera María Candau

Vera María Cadau, reconocida pedagoga, coordinadora de la Propuesta Socioeducativa de la Institución Teresiana en América, tuvo a su cargo la ponencia, “Miradas hacia el futuro”.

101011-1En primer lugar agradeció la posibilidad de celebrar, en el contexto americano, el primer Centenario de la Institución Teresiana. “La imagen del árbol centenario, dijo, nos estimula a seguir lanzando la semilla de la `idea buena´ de Pedro Poveda por los caminos del mundo”.

Recordó “la larga y rica senda construida conjuntamente por personas, proyectos, centros educativos... a lo largo de casi diez años de trabajo en la propuesta socioeducativa del continente”.

Dijo que “vivimos tiempos difíciles, repletos de desafíos que hay que asumir desde una perspectiva humanizadora... Y en este contexto estamos desafiados a reinventar la educación, a reinventar la escuela”. Destacó “como referentes fundamentales para ello, las raíces históricas de la Institución Teresiana y la intuición profética de Pedro Poveda que nació de una mirada profunda a la sociedad de su tiempo”.

Vera María Candau valoró los principales logros y acciones realizados en estos diez años, seminarios, publicaciones, reflexiones y sistematización de prácticas, pasantías... Mencionó el “Decálogo del/a Educador/a” que ha orientado a numerosos docentes e instituciones educativas. Por todo ello situó el Congreso que termina, como un punto de llegada y a la vez de partida en el proceso.

Alfredo Silva, Vera María Candau Eliana Servet
Marcelo Valdebenito (moderador), Vera María Candau y Eliana Servet

Refiriéndose al pensamiento pedagógico actual, la profesora Candau dijo que, “existe un pensamiento pedagógico débil, mucho más centrado en lo instrumental, la gestión, la evaluación en el sentido curricular y disciplinar, atentos a un ranking del sistema. Falta una reflexión que presente cuestionamientos de fondo a la educación, su sentido y articulación con la sociedad”.

En otro momento de su reflexión, Vera María Candau, subrayó la necesidad de promover en los diversos ámbitos educativos la noción de interculturalidad para vivir una democracia inclusiva, participativa y diferenciada.

Además consideró al Movimiento Socioeducativo gestado en los últimos años, como un espacio privilegiado para compartir saberes, prácticas y experiencias entre quienes participan. Al describir el movimiento, dijo, que tiene una doble dimensión: mejorar las prácticas educativas, contribuir a construir una ciudadanía comprometida e incidir en políticas públicas que promuevan una calidad educativa multidimensional y no sólo instrumental.

Mesa de conclusiones
Mesa de conclusiones

Las palabras finales las tomó, a modo de homenaje, de la profesora María Emilia Olguín, “presencia-ausencia” en estos días, dijo. “Se requiere recrear nuevas redes de vida con triple mirada: en lo cotidiano, en lo local y en lo global. Es una tarea liberadora que precisa de la resistencia y las propuestas con radicalidad y sentido del límite”.

Posteriormente, Susana Sacavino moderó una mesa de conclusiones en la que intervinieron seis coordinadoras de los ejes temáticos del Congreso.

La respuesta es la vida

Antes de la ponencia final, los congresistas habían participado de un momento de expresión agradecida y orante, por la vida de tantas personas que hacen posible la educación en el Continente americano. Se recordó especialmente a quienes trajeron por primera vez la “idea buena” de San Pedro Poveda: Carmen Cuesta, Carmen Fernandez Ortega, Jacoba Sanz y Mª Ángeles Sobrón, precisamente a Chile.

101011-6Se invitó a cantar “la vida es bonita”, una conocida canción brasileña de aliento y gratitud a la vida.

María Loreto Serrano, Directora de la Institución Teresiana en Chile, hizo un emocionado saludo final en el que también recordó a María Emilia Olguín, fallecida el 23 de septiembre pasado. Eliana Corbett agradeció en nombre del Colegio Institución Teresiana, sede del Congreso.

A modo despedida, congresistas y organizadores disfrutaron un cóctel en el que actuó un grupo de Chinchineros, expresión popular chilena.

Laura Moreno M., desde Santiago de Chile
Fotos: Aurora Martín

 

DEPARTAMENTO DE INFORMACIÓN

C/ Príncipe de Vergara, 88. 28006 Madrid, ESPAÑA

 

Top