Imprimir esta página
Martes, 14 Mayo 2019 11:17

Pascua de Los Negrales, vivencia profunda de fe en familia

MADRID, España

Pascua 2019 en Santa María de Los Negrales, una experiencia de seguimiento de Jesús que "nos precede" en la Galilea de nuestro cada día.

Un grupo de un centenar de personas, variado en edades y procedencias: de distintas ciudades de España, familias con niños y niñas, jóvenes y no tan jóvenes… algunos con muchas “Pascuas de los Negrales” a sus espaldas, otros y otras que asistían por primera vez, se encontraban el miércoles 17 de abril por la noche con el deseo de vivir los días centrales de la Semana Santa en un clima de oración, reflexión, convivencia y familia teresiana. Pedro Poveda, en el aniversario de su ordenación sacerdotal, nos acompañaba ya en este camino desde su sentir y vivir mirando y siguiendo las huellas del Maestro.grupototal

El Jueves Santo vivimos en Eucaristía desde por la mañana hasta la tarde. Poniendo el acento en primer lugar en la misericordia y el perdón, para continuar con el memorial de los gestos de Jesús que se hizo esclavo, servidor, se quitó la túnica y lavó los pies a sus discípulos encargándoles repetir el gesto; también al partir el pan y al pasar el cáliz. Al caer la tarde llegó el momento de acompañar la oración de Getsemaní.

El viernes, con el trasfondo de una fuerte lluvia igual que el jueves, comenzamos con una representación del “Juicio a Jesús” ante un tribunal, con un implacable fiscal, testigos que acusaban y testimonios como los que sabemos se presentaron falsamente contra Jesús: decían que no respetaba el sábado ni la ley, que quería levantar al pueblo contra Roma, etc. También, en este caso, hubo un abogado defensor y las amistades del acusado y su propia Madre fueron escuchadas declarando a su favor. Pero Jesús no recibió un veredicto favorable y en la tarde, como cada Viernes Santo, le veíamos cargando con la cruz.

El Via Crucis, por la lluvia, tuvo su recorrido dentro de la casa. La oscuridad de la tarde se iluminaba con la luz de las velas que los niños y niñas, que también participaban en todo, habían decorado. La oración ante la cruz la habían preparado los más jóvenes.

jueves a sabado

El sábado ya la lluvia nos dejó y celebramos en torno a María la esperanza y el convencimiento de que la cruz no tuvo ni tiene la última palabra.

La vigilia Pascual fue, como quiere la liturgia, una fiesta, con música, danza y flores. Jesús verdaderamente ha resucitado, y como decía el lema de este año “Él nos precede en Galilea”, está con nosotros en nuestro día a día mostrándonos el camino.

Texto: Info IT con testimonio de participantes.